Primeros roces entre la pareja

El machismo de Simón empieza a poner en peligro su matrimonio con Paloma

Simón se molesta con su mujer Paloma tras descubrir unas pastillas anticonceptivas.

Publicidad

Simón es un hombre complicado. Asegura estar muy enamorado de su mujer Paloma, con la que se ha casado hace muy poco tiempo, pero su forma de tratarla no corresponde con alguien que quiere a su pareja. Desde que se casó, Simón ha dejado claro que quiere tener hijos y formar una familia a lo que Paloma no se ha negado. Ella también lo desea, pero antes quiere realizarse como mujer y lograr sus metas personales y profesionales. Entre esas ideas está la de montar un bufete de abogados o la de cantar, que es una de sus grandes aficiones.

Simón no se ha negado a ello, pero siempre se ha mostrado receloso a apoyar las ideas de Paloma. A pesar de su juventud, Simón tiene una idea bastante machista en su cabeza y cuando descubre una caja de anticonceptivos de Paloma, se enfurece con ella. Le molesta que Paloma no le haya dicho que las está tomando, pero ella le responde que no tenía por qué hacerlo, pues es algo personal y privado. La discusión entre ambos es cada vez mayor y Simón siente que Paloma no quiere tener hijos. Ella se lo desmiente, pero cree que primero debe conseguir sus objetivos y posteriormente poder formar una familia. Paloma le sigue queriendo y sabe que le llevará tiempo aceptarlo, pero confía en que Simón recapacite y acepte su decisión de esperar para tener hijos.

Paloma se sincera con Sara cuando ambas hablan del asunto. Sara está muy enfadada con Simón al que responsabiliza del envenenamiento de su madre Déborah. Un hecho que Paloma niega y asegura que su marido no está detrás del intento de asesinato de Déborah a pesar de ser una mujer a la que detesta. Por si fuera poco, Paloma está preocupada por él ya que piensa que está tomando antidepresivos al descubrirle consultando una web sobre el tema. Sara no sabe qué pensar.

Nova» Series» La herencia» Mejores momentos

Publicidad