Es un hombre despiadado y cruel

Çelebi, sin escrúpulos: las escenas más crueles con Cemre que delatan su inhumana frialdad

La crueldad de Çelebi con su mujer Cemre no tiene límites. Estas son algunas de las escenas que reflejan su desalmado comportamiento.

Çelebi, sin escrúpulos: las escenas más crueles con Cemre que delatan su inhumana frialdad

Publicidad

Cemre se casó por amor con Çelebi, exalcalde de la ciudad y uno de los principales empresarios del país, pero, ahora, no es feliz a su lado.Su marido es un hombre agresivo y maltratador.

Cemre se encuentra en la casa del árbol con su hija Günes jugando con unos gatitos que han rescatado junto a un contenedor de basura y la pequeña desea quedárselos. Cuando llega su marido Çelebi al lugar y ve allí a los gatos, pierde los nervios. Pide a su hija que se vaya para poder hablar con su mujer en privado y le recuerda, con un tono de voz inapropiado, que no quiere animales en casa. Le pide que se deshaga de ellos lo antes posible.

Antes de abandonar la casa del árbol, Çelebi entrega a Cemre sus pastillas para que se las tome. Él asegura que su esposa sufre esquizofrenia paranoide, pero, en realidad, su mujer goza de buena salud y no desea medicarse. Cemre finge tomárselas, pero él se percata de ello y, sin mediar palabra, la golpea fuertemente.

Cemre le increpa diciéndole que el que debería medicarse es él para controlar sus impulsos violentos y Çelebi la amenaza con llevarse a Günes al extranjero si no le obedece.

Cemre desea divorciarse de su esposo, pero ningún abogado quiere llevar su caso porque en su expediente médico figura que tiene problemas psicológicos y que se está sometiendo a un fuerte tratamiento.

La joven muestra al abogado, al que visita, los moratones que tiene por todo su cuerpo propiciados por su marido, pero, aún así, el letrado le aconseja que no se separe de su marido. Le asegura que, con su historial médico, ningún juez le daría la custodia de su hija Günes. Cemre no está dispuesta a rendirse fácilmente.

Çelebi la está esperando a la salida del bufete de abogados y aprovecha la ocasión para amenazarla. Si sigue sin tomarse la medicación, la volverá a internar en un psiquiátrico y no verá a su hija nunca más.

Cemre finge su muerte en el devastador incendio producido en la gala benéfica organizada por Rüya. La joven quiere empezar una nueva vida junto a su hija Günes, alejada de su despiadado marido. Pero, al final, Çelebi descubre que no ha fallecido en el fuego y da con su paradero. Ahora, vive con el periodista Ozan, que la acogió en su hogar al intentar huir de su esposo. Su marido le transmite un mensaje claro: si no aceptas ingresar en un sanatorio, irás a prisión. "No luches contra mí, sabes que no puedes ganar", le asegura a Cemre.

Cemre ya no teme a su marido y no está dispuesta a obedecerle. Ambos vuelven a coincidir en el colegio de Günes. En esta ocasión, Çelebi, en lugar de amenazarla, juega con sus sentimientos. Se burla de ella al preguntarla sarcásticamente qué hará con su hija si no es solvente económicamente.

Cemre intenta desenmascararle ante los medios de comunicación. Le acusa de haberla envenenado con falsos diagnósticos médicos y anuncia que no parará hasta conseguir el divorcio y la custodia de su hija.

Çelebi no está dispuesto a quedarse de brazos cruzados y convoca a los medios de comunicación para defenderse de las acusaciones que pesan sobre él. Recalca que está muy preocupado por la salud mental de su esposa y que lo único que desea es proteger a su hija.

Después de hacer pasar a Cemre por desequilibrada públicamente, Çelebi busca, ahora, desprestigiar a su esposa haciendo creer a la prensa que es infiel. Para ello, se presenta en casa de Ozan, donde Cemre se ha refugiado unos días con su hija Günes, con periodistas y la policía. Çelebi asegura que viene a por la pequeña Gunes, ya que un juez ha determinado que debe estar con él y no con su madre.

Nova» Series» En llamas» Mejores momentos

Publicidad