Está prácticamente en bancarrota

Ozan busca resolver sus deudas con ayuda de su tío, pero un giro inesperado altera completamente sus planes

Ozan está pasando por graves problemas económicos y se mete en problemas con unos prestamistas. Así consigue salir airoso de esta situación.

Ozan busca resolver sus deudas con ayuda de su tío, pero un giro inesperado altera completamente sus planes

Publicidad

Ozan, el periodista que acogió a Cemre en su casa para librarse de su marido Çelebi del que solo recibía malos tratos, se ve en apuros: tienes graves problemas económicos. Su trabajo como periodista no le permite ganarse bien la vida por lo que se ve imposibilitado para costear el pago de su vivienda. El amigo de Ömer se ve en la obligación de pedir un préstamo a gente poco fiable. Su intención es ir pagándoles la deuda poco a poco, pero su economía es inestable y no cumple lo pactado con ellos. Al final, le amenazan con arrebatarle la casa donde vive, desde que era pequeño, con su madre y con Cemre.

Ozan está desesperado. No tiene trabajo y no sabe cómo conseguir la cantidad de dinero que debe a su prestamista, así que decide acudir a su tío, el hermano de su padre, para que le eche una mano. La última vez que le vio fue cuando era pequeño, nunca se ha preocupado por él ni por su madre, pero, ahora, debe dejar a un lado su orgullo, y pedirle ayuda. El amigo de Cemre le pide un préstamo, pero le garantiza que le pagará hasta el último centavo. Le propone trabajar para él en su empresa de construcción como director ejecutivo sin cobrar hasta que salde su deuda. Su tío acepta encantado.

Ozan ya dispone del dinero para saldar su deuda con el fiador y acude, con Ömer, a entregárselo. El novio de Rüya, que sabe que su amigo ha pasado un auténtico infierno para conseguir el dinero, no puede evitar golpear al hombre que ha estado amenazando a Ozan. Se produce un forcejeo entre ellos y el prestamista no acepta el dinero. Les asegura que, un hombre, cuya identidad no revela, ya le ha pagado.

Ozan sospecha que Çelebi está detrás de todo esto y acude a su casa para hablar con él. Está convencido de que el marido de Cemre ha comprado su deuda para poder así chantajearle. Pero, el exalcalde de la ciudad asegura que él solo lo hizo para que su mujer no se quedara en la calle si, finalmente, el prestamista se apropiaba de su vivienda. El amigo de Ömer se sorprende al ver a Cemre en casa de su marido. No se imagina que la prima de Rüya está allí porque su hija Günes está enferma.

Ozan llega a casa abatido tras lo sucedido. No se imaginaba que Çelebi fuera hacerse cargo de su deuda y al ver a Cemre allí le ha entristecido. El periodista le cuenta a su madre que ya pagó la deuda y que su tío le ha ofrecido un trabajo.

Nova» Series» En llamas» Mejores momentos

Publicidad