En Llamas

Guerra encarnizada entre Cemre y Çelebi por la custodia temporal de su hija Günes

Cemre lucha contra Çelebi por conseguir la custodia temporal de su hija Günes y, al final, lo consigue. No siempre la fama y el dinero salen victoriosos.

Guerra encarnizada entre Cemre y Çelebi por la custodia temporal de Günes

Publicidad

Çelebi conoce el punto débil de Cemre y siempre la ha amenazado con arrebatarla a su hija Günes. Pero, la prima de Rüya ya no se acordaba ante su marido y sus palabras ya no la intimidan como antes. Cemre lleva semanas sin tener noticias de su hija y, al final, descubre que la pequeña está en la casa de campo que posee el empresario a las afueras de la ciudad y decide ir a por ella sin importarle las consecuencias.

Cemre instala a su hija Günes en la humilde vivienda donde vive ahora. La niña es muy feliz junto a su madre, aunque hecha de menos las comodidades que tenía en la mansión de su padre.

Después de mucho esperar, por fin, llega el día de la verdad. Tanto Çelebi como Cemre están luchando por la custodia temporal de la pequeña hasta que se divorcien y unos trabajadores sociales del juzgado visitan a ambos para evaluar en qué condiciones vive Günes. El exalcalde cree que su esposa tiene todas las de perder al no tener recursos económicos.

Los trabajadores aprovechan, que la hija de Günes está allí, para hablar con la pequeña. La niña les confiesa que su padre la prohibió ir al colegio para que Cemre no pudiera tener contacto con ella y que la situación económica de su madre es delicada.

Cuando los de asuntos sociales se van, Cemre sale tras ellos y les confiesa cómo es realmente su marido. Les revela que sobornó al director del tribunal para que la incapacitaran para cuidar a su hija. Asegura que no está loca y que, pese a no ser millonaria como su esposo, ella tiene algo que él no tiene. "Mi corazón late por mi hija. Lo daría todo por ella. Mi corazón vale más que el dinero de mi marido. Si le dan la custodia a él, no me dejará ver a mi hija nunca más", les asegura entre lágrimas.

Un día más tarde, el informe, que elaborado por los trabajadores sociales, ya está listo y Cemre acude al juzgado con Ozan para conocer la resolución. Finalmente, conceden a la joven la custodia temporal de Günes.

Cemre está loca de alegría y Ozan, también, al verla feliz, pero Çelebi, que la está esperando a la salida del juzgado, se muere de rabia y no duda en amenazar a su mujer con destruirla y acabar con la vida de sus amigos.

Nova» Series» En llamas» Mejores momentos

Publicidad