Zeynep logra descubrir algo fundamental de su pasado... Justo cuando su relación con Gönül estaba comenzando a mejorar, que eran ya casi madre-hija, esta noticia lo revoluciona todo. En este momento, ella no sabe qué hacer al respecto y continúa su vida priorizando la actual situación de Turna, que no está bien junto a Şule, sobre todo lo demás.

A pesar de todos sus esfuerzos, y su esperanza de salvarla con unos papeles, Zeynep recibe otra mala noticia. Cuando se entera de que estos registros de Sinan no son una prueba aceptable, comienza a frustrarse… Sinan, en su esfuerzo por ayudarla, cree tener un plan que funcionaría. Es entonces cuando ambos comienzan a moverse y deciden ofrecerle a Şule dinero a cambio de la pequeña. Mientras que Cengiz ve en esto una oportunidad más, Şule no está dispuesta a aceptar el trato, y todo a pesar de la insistencia de su marido.

Ante toda la situación con Cengiz, Şule y Turna permanecen en las calles escondidas, lejos de los gritos de él, buscando cómo salir adelante. La tensión entre ella y Zeynep sigue creciendo por momentos porque, la única prioridad para la segunda es Turna. Şule, sin embargo, no termina de salir de la encrucijada de estar al lado de Cengiz y de soportar todas las cosas que le hace. Sinan, ante tal situación, decide dar un paso adelante con Cengiz, sin valorar bien las repercusiones inesperadas que esto podría tener. De hecho, pone a Şule y Zeynep, sin querer, en una situación muy tensa y difícil con Turna.