Mejores momentos | 1 de octubre

Melek explota contra Nare: "Si ella no me quiere, yo tampoco la querré"

Melek se desahoga tras la marcha de su madre, aunque no puede evitar sentirse mal y sola.

Publicidad

Nare se ha ido. Aunque Sancar y Gediz intenten no aceptarlo, Melek ya lo ha hecho. Su propia hija ha aceptado que su madre se ha marchado para siempre, es hora de que el resto lo haga. Nare se ha ido al aeropuerto, rumbo a Estambul y luego a otro país, no quieren que nadie le siga.

Sancar y Gediz habían firmado una denuncia de desaparición, temiendo que se haya quitado la vida, pero al ver el video de las cámaras de seguridad se dan cuenta de la verdad. Nare Çelebi se ha ido para siempre.

A pesar de que Sancar intenta proteger a su hija, es inevitable que la pequeña Melek se sienta sola tras la marcha de su madre, recuerda todos los momentos vividos juntas, desde su huida de Montenegro hasta su último paseo juntas. Se va al establo a ver a noche y con el caballo que una vez fue de su madre, se sincera. Se siente sola, abandonada y fuera de su hogar, aunque sabe que la mansión Efeoglu también es su casa.

Elvan, que no ha dejado de estar con ella, se la encuentra llorando entre paja y maldiciendo a su madre. Elvan la intenta consolar y le dice que siempre serán familia, pero la pequeña Melek se siente traicionada por su madre y sale corriendo tras pronunciar unas palabras que rompen a Elvan y que la devuelven a la realidad: "Yo tampoco la querré"

Nova» Series» La hija del embajador» Noticias

Publicidad