Celebramos San Valentín

El amor se abre paso a duras penas entre los personajes de Melek

En un día como el de San Valentín hay que celebrar el amor, aunque este se produzca en un entorno complicado y rodeado de dificultades.

San Valentín llega a Melek

Publicidad

A pesar de los problemas y de los enfrentamientos entre dos familias que antes se adoraban y ahora no se pueden ni ver, el amor se abre paso en Melek.

La relación entre Ömer y Defne empezó por casualidad cuando ambos estaban en Alemania. Ömer estaba en un congreso médico y Defne actuaba en un pequeño local, aunque tenía problemas con sus compañeros de banda. Ömer intentó interceder en una discusión que estaba teniendo Defne, aunque no tuvo demasiado éxito. Todo parecía que se quedaba ahí, pero poco más tarde volvieron a encontrarse en Turquía.

Lo que en un principio parecía imposible, ha ido tomando forma poco a poco y la relación entre Ömer y Defne se ha afianzado hasta el punto de que ambos viajaron solos a una localidad cercana para pasar una agradable jornada juntos. Sin embargo, la pareja está sufriendo grandes presiones de sus familias para dar por terminada su relación.

Por su parte, Mithal, el hermano de Melek, va de tipo duro por la vida. Justiciero, vengativo e impulsivo, se ha caracterizado por aparentar frialdad en cada una de sus actuaciones. Pero contra todo pronóstico, alguien ha logrado ablandarle el corazón y sacar de él la compasión, el cariño y la sensibilidad que a todos nos parecía imposible.

Esa persona se llama Seidan y es la farmacéutica de la localidad. Amable, cercana y con una gran capacidad de escuchar, ha transformado completamente a Mithal hasta el punto de enamorarlo y hacerle perdonar a su hermana por lo que hizo en el pasado.

La relación entre Mithal y Seidan ha sufrido varios altibajos y no está nada consolidada de momento, pero lo que sí parece evidente es un cambio de actitud de Mithal que, gracias a la intervención de Seidan, se ha convertido en una persona completamente diferente.

Nova» Series

Publicidad