Remontándonos al año 2000, uno de los programas más llamativos fue aquel en el que Kristian, con gran destreza, instaló un techo solar en un automóvil. Con tan solo seis herramientas y en siete sencillos pasos conseguimos darle un toque totalmente diferente y aportar amplitud al vehículo.

Desde el estreno del programa en 1994, el humor de nuestro vasco ha estado siempre presente y así lo demuestra con otra tarea que nos dejó "muertos". Se trata de un ataúd biodegradable. Si te animas puedes hacerlo tú mismo paso a paso. Nunca se sabe cuándo vas a necesitarlo y, mientras tanto, puedes usarlo como espacio de almacenaje.

Por último, pero no menos impresionante, os enseñamos uno de los programas más comentados de Bricomanía: la construcción de una piscina. Con la ayuda de una mini excavadora Kristian construye una maravillosa piscina siguiendo unos sencillos pasos. Anímate a intentarlo en este caluroso verano.